¡Lo que no emociona, no vende!

Si pensabas que podías crear una marca y venderla sin necesidad de tocar esa fibra emocional que llega a tanta gente, ¡estás cometiendo un error garrafal! ¿Sabías que existen estudios que aseguran que el 95%  de los usuarios toman decisiones de compra alejándose de lo racional?, enfocándonos en  este aspecto, esto significaría que NO es nuestro cerebro quien está al mando de la cuenta bancaria, son nuestras emociones.

De acuerdo con esto, no importa que tan útil o económico sea tu producto es algo muy simple,  si no emociona, no vende; es por ello que queremos adentrarnos en el universo del marketing emocional para guiarte en esta travesía que estratégicamente abre muchas puertas, pero si es aplicada incorrectamente te desviará de tus objetivos a gran escala.

Quizás en este momento estés preguntándote en sí ¿qué es el marketing emocional?, en resumidas cuentas es una rama del mercadeo que busca y consigue incrementar las ventas tocando las emociones, valores y sentimientos de los consumidores, de esta manera Élia Guardiola define que “el Marketing Emocional debe lograr que el usuario, consumidor o cliente, termine sintiendo la marca como algo propio y vea que forma parte de esta!”

Esto no se basa en ofrecer  sensaciones y sentimientos solo por emocionar o para generar sentimentalismos, el punto focal de este método es crear una conexión emocional, es tratar de que nuestro público se sienta identificado con la historia que contamos, que logremos crear un vínculo afectivo entre la marca y el usuario, ¿y cómo logramos ver la efectividad de este tipo de campañas? Simple, observarás como incrementa la fidelización hacia la marca.  Sin embargo, este no es un trabajo de 6 meses, una vez que inicias el marketing emocional, debes continuarlo durante todo el tiempo de vida de tu producto  así como lo han hecho efectivamente empresas como Coca Cola, NIKE o Adidas.

Ahora, tratemos de migrar el marketing emocional hacia las redes sociales; para nadie es un secreto que si lo haces bien puedes conquistar el corazón de tus posibles clientes utilizando las redes, por ello apuesta por lo siguiente:

-Visibilidad: las redes sociales son en un 90% visuales, si no apelas a incrementar tus esfuerzos por hacerte visible, nunca lo lograrás; haz crecer tus comunidades e interactúa con tu marca en todos los canales de  social media que te sean posibles. Desarrolla estrategias creativas que te permitan publicar continuamente en esta etapa, interactuar y crecer con tu comunidad a la vez.

– Valoración: Estudia a tu audiencia a medida que vayas creciendo, responde éstas preguntas primero;  a dónde vas?, a dónde quieres llegar?, a quienes quieres llegarles? Y cómo quieres llegarles? , cuando lo tengas claro busca crear contenido de valor para tu comunidad y la única manera de lograrlo es conociendo especialmente bien a tu audiencia.

Según Juan .C. Mejía “Para lograr el conocimiento de los clientes actuales y potenciales podemos utilizar las mismas redes sociales, escuchando activamente nuestra audiencia para identificar cuáles temas le resultan interesantes y son importantes para ellos. Cuando se logra generar valor a la comunidad, esta valorará la marca.”

-Ventas: a menos que seas una tienda on line, es importante que sepas que el objetivo de ventas en las redes sociales no deben ser primordiales, ya que en primer plano estarán los objetivos de relacionamiento, conocimiento de la audiencia y gestión de la reputación.

– Haz que te recuerden: El resultado de realizar las tres etapas anteriores es que los clientes actuales y potenciales recuerden la marca.  Cuando logras esto has conquistado la mente de tu audiencia.

– Recomendación: Es importante tener en cuenta que si tus seguidores te recomiendan es porque has hecho algo bien, lo cual a la larga se convertirá en un mecanismo para aumentar las ventas y los clientes.

– Y el gran paso final es que tus followers TE QUIERAN, luego de haber realizado todas las etapas anteriores efectivamente podrás lograr posicionarte no solo en la mente de tu consumidor, sino en su corazón generando preferencia y fidelidad por su parte.

Finalmente, no olvides que en todos tus contenidos debes utilizar imágenes que despierten emoción; una imagen vale más que mil palabras, trabaja con los textos y busca despertar la emoción dormida en tu público; utiliza el storytelling y atrévete a incluir historias que generen empatía e interés en los usuarios porque lo que no emociona, no vende.!

Lic. Adriana Montañez

@adrisa23

Un comentario sobre “¡Lo que no emociona, no vende!

  1. Lcdo. Ricardo Shortt Contestar

    Muy interesante su post Lcda. Adriana, este tema es una tendencia mundial en el área del Neuro Marketing donde se propone venderle a la mente y no a la persona a través de una serie de técnicas persuasivas a la personalidad del sujeto. Te felicito por tu gran aporte a este tema tan interesante y asertivo. Muy brillante su publicación la cual suma a la comunidad del Marketing, esperamos ver mas temas como estos pronto. Saludos a su excelente equipo de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *